Loading color scheme

Infertilidad

La infertilidad se define como la incapacidad de lograr un embarazo después de un año de relaciones sexuales sin protección. Por lo tanto, si usted ha estado tratando de concebir durante un año o más, lo ideal es que consulte con un experto. Sin embargo, si tiene 35 años o más, la evaluación de la infertilidad debe comenzar después de seis meses de relaciones sexuales sin protección en lugar de un año, a fin de no retrasar el tratamiento que pueden necesitar. La prevalencia de la infertilidad a nivel mundial va en aumento, actualmente aproximadamente de un 10 al 20% padece éste problema, se dice que por lo menos una de cada siete parejas tiene problemas para embarazarse.

Esto puede haberse incrementado debido a varios factores , siendo la principal causa el cambio en los patrones culturales; tales como la tendencia a posponer la maternidad a edades avanzadas, el aumento de las infecciones de transmisión sexual, exposición a contaminantes, estrés, adicciones, entre otros. Pero la edad es considerada el factor más importante , debido a que la fertilidad presenta una disminución gradual a partir de los 30 años, teniendo una caída acentuada alrededor de los 35 años.

A la infertilidad se le clasifica en primaria cuando nunca se ha logrado un embarazo e infertilidad secundaria si tras haber conseguido un embarazo sin tratamiento, sin importar si llego a término, transcurre un año sin conseguir un nuevo embarazo. Para el estudio de la pareja infértil se ha dividido el análisis por los posibles factores causales; se estudia al varón y la mujer, y en ella se ha divido en los siguientes factores: factor endocrino-ovárico, factor tubario, factor uterino y factor cervical.

Se calcula que en 50% de los casos el factor es femenino, en 40% masculino y 10% de origen mixto. La distribución aproximada en cuanto a los factores causales femeninos es endocrino-ovárico de 30-40%, tubario 15-20%, cervical y uterino 5-10%, de causa desconocida 5-10 %. En más del 30% hay trastornos múltiples asociados. Es aconsejable que dichos estudios sean realizados por personal de salud capacitado, en éste caso, por ginecólogos especialistas en Medicina de la Reproducción; es indispensable que sean estudiados todos y cada uno de los posibles factores causales de infertilidad en ambos integrantes de la pareja, para una vez terminado el estudio poder establecer el plan de tratamiento a seguir.